De mantenimiento unas horas

En Tierra sin límites estamos creciendo. Por eso nos mudamos a un alojamiento propio. La dirección va a ser la misma, lo único es que durante 24 horas y mientras cambian los DNS (lo que estoy aprendiendo) puede que la página no esté activa. Será cuestión de volver en unas horas y todo estará igual que antes pero con un diseño más accesible ;). En twitter y en facebook seguimos! Y no dejéis de visitar http://www.tierrasinlimites.com porque a partir de mañana tendremos contenidos a tiempo real desde Budapest, Viena y Bratislava (para allá que voy). Gracias por entrar por aquí!!!

Anuncios
de Paula Mayoral Publicado en VARIOS

Guadalajara negra

Un paraíso, cuando se descubre, deja de serlo y en los viajes se aplica bastante, sobre todo, cuando quienes se dan cuenta de que lo tienen son los locales y lo explotan turísticamente. No quiero decir con esto que los pueblos de la arquitectura negra de Guadalajara hayan perdido su encanto, pero sí es cierto, que los más famosos se han dejado por el camino parte de su “pureza”, una pureza que compensan con creces sus vecinos más perdidos: las aldeas que dependen de ellos.

La iglesia de Campillejo

En mitad de la Sierra de Ayllón, muy cerca del Hayedo de Montejo, avanzando por carreteras pintadas de blanco en los mapas, van apareciendo pueblos y aldeas donde viven 20, 6, 8 o ningún vecino.  Algunas de sus calles están sin asfaltar y las casas, levantadas con pizarra negra, sucumben al paso de los años. Parecen pueblos de cuento y en algunos de ellos cruzarse con alguien (a pesar de ser domingo y junio) es todo un logro. Sigue leyendo

Solidaridad y viajes. Trip-Drop

Aunar solidaridad y los viajes. Esta es la intención de Trip-Drop, una web que recopila las necesidades de diferentes colectivos en todo el mundo, las comprueba, clasifica y publica para que cualquier viajero sepa cómo puede ayudar cuando va a otro país.

La buena voluntad a veces no es suficiente. Y con Trip – Drop sabes a ciencia cierta que lo que llevas en la maleta (o compras allí) es lo que necesitan, con lo que tu aportación es más útil. Algo importante es que se tiene en cuenta al destinatario, porque son ellos mismos los que piden lo que necesitan.

Sigue leyendo

Tours “gratis” y alternativos

Tours “gratis”, a pie, guiados por jóvenes y dirigidos sobre todo a jóvenes con un presupuesto de viaje limitado. Son los free tours que ofrecen muchas ciudades europeas y vienen de maravilla para un primer contacto con el lugar. Duran dos o tres horas y los guías suelen ser bastante animados ya que cobran tan solo propinas.

Sigue leyendo

Agua, ríos y pueblos en la Casa Encendida (Madrid)

La exposición “Agua, ríos y pueblos” muestra el lado humano de los conflictos del agua a través de 148 fotografías.

Uzbekistán. Un señor mayor está sentado en un barco varado en un desierto de sal. Era – es- su barco, pero el Mar de Aral está prácticamente seco. No es la situación más dramática, pero la imagen tiene fuerza.

Laos. Cuatro niños miran a cámara, uno de ellos sujeta una rata. El pie de foto nos cuenta que antes de construir todas las presas en el curso del río Mekong, la pesca era el alimento básico de la población de la zona. La rata cobra sentido.

Nueva Orleans. Agua y fuego, una combinación de lo imposible en una única imagen. El huracán Katrina no fue el único responsable de la tragedia,  la mano del hombre también ayudó a crear el apocalipsis en la ciudad del jazz.

Jalisco,  México. Elisabeth mira a la cámara. Tiene 16 años y desde los 12 padece insuficiencia renal crónica. Las aguas contaminadas del río Santiago provoca enfermedades a los habitantes de la zona.

Son la parte humana, las mujeres y hombres que hay detrás de las cifras: 1.000 millones de personas en el mundo carecen de agua potable. 10.000 mueren a diario por el consumo de agua contaminada. Entre 40 y 80 millones han tenido que abandonar sus hogares por la construcción de presas en el siglo XX.

Sigue leyendo

De librerías: un post moleskinesco y oportunista para el 23 de abril

Día del libro, y yo sin viajar ni leer, ¿y cómo lo conmemoro? pues escribiendo un post de las librerías con más encanto que me he encontrado por ahí y por aquí, porque Madrid también da de sí.

En nuestro recorrido librero pasamos por París, Oporto, Londres, Charleroi, Bologna y Madrid.

Sigue leyendo

El agua de Oporto: un paseo paralelo al Duero y al mar

No soy yo demasiado amante de los viajes playeros, de los de tirar la toalla y ponerte la crema. Sin embargo, sí me gusta caminar al lado del mar, escucharlo, parar y tomarme un café en una terraza… y Oporto es una buena ciudad para hacer todo esto.

Si tenemos dos o tres horas podemos dar un paseo (de unos 8 kilómetros) desde la iglesia de San Francisco, al lado del Palacio de la Bolsa, hasta la playa.

Sigue leyendo

Lisboa en detalles

Lisboa es una ciudad que se echa de menos porque está llena de detalles a los que es muy fácil acostumbrarse: el suelo de teselas, las bicas en sus cafés antiguos, el fado de la Alfama y el Bairro Alto, las Sagres en sus miradores, los funiculares amarillos de otro siglo… Os cuento lo que no me pierdo cada vez que voy a Lisboa.

Sigue leyendo

El Museo de la Ocupación de Letonia en Riga

La capital de Letonia, Riga, es una sorpresa. No es un destino demasiado turístico así que cuando llegas, te asombra. Está llena de contrastes, en su silueta se mezclan los campanarios de las iglesias con edificios soviéticos como el Palacio de la Cultura y de las Ciencias.

Para entender a la ciudad y a sus habitantes es casi obligatorio pasar por el Museo de la Ocupación. Este verano pude visitarlo y recientemente he hablado con Peteris Bolsaitis que fue su director durante cinco años. Me contaba Bolsaitis que el museo tiene varios objetivos, el primero analizar la historia del país pero también, a través del conocimiento, evitar que la historia se vuelva a repetir. Sigue leyendo

Los cazaviajes (y yo más)

Ves las fotos de los viajes de la gente: Juanito pescando en Laponia, Pepita integrada completamente en la cultura nipona y (entono el mea culpa) Paula comiendo en los puestos de la plaza Jamaa el Fna. En los textos y en las fotos de los blogs asoma un atisbo de competición. Parecemos cazadores de experiencias demostrando al mundo que disfrutas más que nadie, que descubres lugares fuera de los circuitos y lo cuentas: twitter, facebook, foursquare, flickr, el blog… ¿Conquistamos ochomiles o viajamos por placer?

Todos queremos aportar nuestras experiencias personales, es lo que marca la diferencia, pero ¿no creéis que hay un componente un tanto ególatra? yo he estado, yo he disfrutado, yo he hecho (y yo más), una ansiedad viajera que resarcimos mostrando nuestras conquistas. El máximo exponente: los mapas de los sitios visitados marcados con banderitas. Mi sueño (imposible) es marcarlos todos y disfrutar en el intento.